El sacrificio de un Dios
San Marcos, Capítulo XV

"Habiéndose juntado para deliberar los príncipes de los sacerdotes y todo el consejo o sanedrín, ataron a Jesús y le condujeron ante Caifás, que era Sumo Pontífice." "Llevaron después a Jesús desde Casa de Caifás al Pretorio. Ellos no entraron por no contaminarse," "por eso Pilatos salió afuera, y les dijo: ¿Qué acusación traéis contra este hombre?" "Respondiéronle: Si éste no fuera un malhechor, no le hubiéramos puesto en tus manos." "Replicole Pilatos: Pues tomadle vosotros y juzgadle según vuestra Ley. A nosotros no nos es permitido matar a nadie; esa potestad es tuya." "Oído esto, Pilatos entró de nuevo en el Pretorio y le preguntó a Jesús: ¿Eres tú el Rey de los Judíos?" "Respondió Jesús: ¿Dices tú eso de ti mismo o te lo han dicho de Mí otros?" "Replicó Pilatos: Tu nación y los pontífices te han entregado a mí: ¿Qué has hecho Tú?" "Respondió Jesús: Mi reino no es de este mundo. Si de este mundo fuera mi reino, claro está que mis gentes me habrían defendido." "Replicole a esto Pilatos: ¿Con que tú eres Rey? Respondió Jesús: Así es, como dices: Yo soy Rey y vine al mundo para dar Testimonio de la Verdad." "Dícele Pilatos: ¿Qué es la verdad?"

“Quien tenga oído que oiga lo que el Espíritu Santo os anuncia”.

Con todo mi Amor,

Josefina

Volver a la sección ...