“Ahora es tiempo de parar y examinarte”

Tiempo de parar examinarte

Sentirás cómo dentro de ti hay algo bueno, es, tu ESENCIA.

Reconócela y ¡pídele! que te ayude a comprender.

Acepta todo el mal que has creado durante
ese tiempo de omisión y convive con las
consecuencias de estas creaciones.

Pero eso sí, no permitas que sigan actuando en tu vida.

¡Atrévete! a cambiar tu forma de vivir.

Ésta es tu historia, mi historia...
Segunda parte ¿Qué es la Ley de Atracción? Su origen

Ésta es tu historia, mi historia...

 

Existe en la Ley de Atracción un Principio Inmaculado que reúne en sí todos los componentes necesarios para crear Vida...

Pues bien, a este Principio se ha dirigido la humanidad en sus peticiones llamándole con diferentes nombres, como Creador, Dios, Alá, Padre... pero la verdad es que este Principio es tan único y misterioso que no se le puede atar a ningún nombre y por eso mismo yo, al hablaros de Él (centro de donde emana la Vida), lo he presentado como Principio Inmaculado porque es el nombre que me ha sido revelado, pero también se le puede seguir llamando por los nombres mencionados por otros, ya conocidos. Yo misma a lo largo de estos escritos lo voy a mencionar también como Padre de la Vida o simplemente Padre. También tenéis que saber que el mismo universo se ha ido formando y se mantiene basándose en éstas y otras leyes que, por ahora, el ser humano, por mucho que haya llegado a conocer científicamente, no puede comprender ni demostrar, y hasta que no acepte esta parte espiritual y se trabaje a nivel personal para poder tener una base positiva de su conocimiento (que es lo que nos hace sentir a todos espiritualmente) no tendrá verdadero conocimiento en sus descubrimientos científicos, ni sabrá lo que tiene que hacer para que la Vida (su vida) siga existiendo. Porque nosotros formamos parte del universo. Cada uno de nosotros somos un minúsculo universo, y por lo mismo llevamos genéticamente grabado en nuestro propio cuerpo la historia del universo y nuestra propia historia. Es por lo que la no obediencia a estas leyes que forman parte de la Ley de Atracción, no solamente afecta directamente a nuestro cuerpo, enfermándolo, sino que las emanaciones que desprendemos también afectan a la base que sostiene la Vida en el universo. Estas emanaciones chocan inarmónicamente con lo establecido por la Ley Natural o Cósmica, que nadie puede alterar, porque este orden adquirido por la obediencia a estas leyes es lo que mantiene la Vida en todo el universo; y por lo mismo, si los seres que tienen vida en cualquier parte del universo no las obedecen, la base que mantiene la vida para que ellos puedan seguir viviendo en esa parte del universo, poco a poco enferma, y esa parte que enferma, si la forma de vida que la habita no hace nada para remediarlo, se va desmoronando hasta que un día se queda sin base y cae al vacío, a las tinieblas.

Quien quiera conocer más, tiene disponible el libro "Ésta es tu Historia, mi Historia..."

Volver a mensajes para reflexionar