Un camino hacia la Luz

Un camino hacia la Luz

Jesús dejo dicho: “pues no envió Dios a su hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que por su medio el mundo se salve. Quien cree en Él, no es juzgado; pero quien no cree, ya tiene hecha la condena; Este juicio de condenación consiste en que la luz vino al mundo y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, por cuanto sus obras eran malas. Pues quien obra mal, aborrece la Luz, y no se arrima a ella, para que no sean reprendidas sus obras. Al contrario, quién obra según la Verdad inspira, se arrima a la Luz, a fin de que sus obras se vean, como han sido hechas según Dios".


En todas mis reflexiones sobre la pandemia que estamos padeciendo, sobresale una característica de este virus que me llama mucho la atención, y es que, ha venido para poner orden y para ayudarnos en nuestro trabajo interior. La lectura de estos versículos ha sido decisiva para darme cuenta de la importancia de la misión que acompaña al coronavirus “quien obra mal, aborrece la luz, y no se arrima a ella, para que no sean reprendidas sus obras”.

Como todo ser viviente que emana del canal de energía que es Nuestro Creador, los virus también forman parte de Él.

Han sobrevivido, junto a diferentes especies de vida animal y vegetal, a los diferentes cambios por los que ha pasado nuestro planeta, para poder llegar a ser nuestra casa. Cuando la especie humana fue perfeccionada por este canal de energía a algunos virus, les fue permitido vivir en el interior de nuestro cuerpo para protegernos, y ellos, siempre obedientes a la Ley Cósmica, saben cuándo tienen que actuar, si nos ven en peligro, por no cumplir con la ley. Recordad... Ellos se sienten atacados y se defienden, su manera de actuar no persigue que enfermemos, todo lo contrario, nos ayudan para que nos descubramos, para ser limpios de pensamientos, palabras y obras, pues ellos saben que toda persona que se trabaja para ser limpia en su interior, se acerca a la luz (emana luz).

A la espera de que a los científicos se les conceda el permiso para descubrir la vacuna

¡QUÉ MEJOR PROTECCIÓN QUE ESTA PODRÍA HABERNOS DEJADO NUESTRO CREADOR!

Con todo mi Amor,

Josefina

Volver a mensajes para reflexionar