Capítulo nº 10 del libro «Viaja a tu interior con la ayuda de los consejos del Tarot».

Este ARCANO cierra el tercer rombo y a la vez abre el cuarto que ocupa el centro de la escalera de rombos que forman los 22 arcanos. El lugar que ocupa LA RUEDA DE LA FORTUNA es muy importante porque la enseñanza que este cuarto rombo os dará os va a servir para seguir avanzando en vuestra evolución. Os dice que siempre lo tengáis presente como guía. Por eso debéis prestarle la máxima atención, porque con él volvéis a la enseñanza del Mago, a tomar conciencia de la unidad que sois en el presente, y os da la oportunidad de llegar al conocimiento infinito representado por el cero. Estos dos números (1 y 0) forman el número 10, que identifica a este ARCANO.

Su imagen está formada por tres personajes subidos en la rueda del tiempo, que nadie sabe quién la hace girar. Esto a vosotros no os tiene que preocupar, porque si os reconocéis viviendo en alguno de estos tiempos, es para que sigáis aprendiendo y así, cuando os llegue la hora de vivir otro momento, no os encontréis con los errores del anterior sin haberlos corregido. La enseñanza que nos da presentándonos esta rueda del tiempo nos ha sido concedida gracias al inmenso amor que nos tiene nuestro CREADOR, que sigue dándonos la oportunidad de renacer en un nuevo tiempo para que sigamos evolucionando, y también con el fin de que todos lleguemos a sentir que ÉL forma parte de nosotros.

La mejor manera de demostrarle que habéis llegado a percibir este sentimiento es no dejando pasar la vida vanamente sin luchar, para poder salir del circulo negativo que cada uno de vosotros hayáis creado debido a vuestra forma de vivir.

La enseñanza vendrá dada de la mano de estos tres personajes en tres períodos: involución, evolución y estáticos. Si no prestáis atención a todo lo que os aconseja, perderéis mucho tiempo dando vueltas para aprender pero sin salir de este circulo.

Meditando con La Rueda de la Fortuna

Si os fijáis en la imagen veréis a estos tres personajes. Prestad atención al que está bajando por esta rueda del tiempo. Suponed que sois uno de vosotros, lo cual quiere decir que la suerte se os ha puesto en contra y, si no tenéis en cuenta los consejos de este ARCANO, iréis camino de la involución. Pero esto será si vosotros lo permitís, ya que en este período es cuando tenéis la oportunidad de comprender para poder corregir los errores que hayáis cometido durante el tiempo en el que todo os iba bien. Este es el primer consejo que os da: no debéis tener miedo ni sentiros contrariados con la vida (como muestra en la cara el personaje que baja), pues, si os fijáis, todo en su expresión es miedo y contrariedad, estados que si os dejáis llevar por ellos os producirán ansiedad, lo cual os impedirá pensar con lucidez y, por lo mismo, debéis vivir en la vida el tiempo que os toque, con la seguridad de que todo tiene solución.

Ahora os vais a fijar en el personaje que sube. Este lo hace completamente relajado, o más bien, se deja llevar, recreándose por lo bien que le van las cosas en la vida. Este comportamiento es negativo para vosotros, ya que en ese período de tiempo también tenéis que aprender, por ejemplo, a ser más agradecidos a la vida, al CREADOR, pues sin su ayuda nada conseguiríamos. Por lo tanto, no cerréis los ojos a las desgracias ajenas cuando las cosas os vayan bien, porque la verdadera evolución es positiva cuando se desea el bien para todos.

Por último, vais a fijaros en el personaje que está arriba .Con su postura estática nos da a entender que es el más equivocado de los tres, porque se conforma con lo que es y además se siente orgulloso de ello. Aplicado a nosotros, nos dice que pertenece a la clásica persona que todos habréis conocido en una u otra ocasión y puede que vosotros también en algunos momentos de vuestra vida hayáis actuado así, es decir, aparentando felicidad cuando no la hay. Con esta actitud lo que os dice este ARCANO es que os estáis haciendo mucho daño y lo hacéis a las personas que están menos avanzadas en su evolución, ya que fácilmente se pueden dejar influenciar por vuestra falsa apariencia de felicidad. No hagáis nada que solo sirva para engrandeceros a vosotros mismos. Recordad la relación que debéis tener para seguir evolucionando. No podéis parar tal y como ha hecho este personaje porque las cosas al exterior os vayan bien, también tenéis que sentiros bien interiormente, pues solo así podréis beneficiaros de la sabiduría que cada uno se esté ganando en esta vida por su trabajo personal, para que unida a la que ya tenéis ganada de vidas anteriores, dé su fruto algún día.

La postura de este personaje es toda enseñanza, pues todo en su interior transmite felicidad, pero su exterior está lleno de detalles que lo traicionan, que nos desvelan que esa felicidad es fingida. Por ejemplo, la forma de sostener su espada, ¡qué diferente de la espada bien sostenida que os han mostrado los anteriores ARCANOS!

Su capa, de color rojo (ya sabéis que significa acción) no la tiene bien colocada, flota en el aire, y esto quiere decir que esta acción no beneficia a nadie, ni siquiera a él mismo. Fijaos también en su corona, en la que apreciamos con claridad que no está ganada con sabiduría sino puesta por él mismo, o sea, sin un trabajo personal para obtener la aprobación divina.

El mejor detalle que le tenéis que agradecer y que os muestra de manera disimulada, es la indicación que os hace con un dedo de su pata para que no os paréis y sigáis aprendiendo, porque este es el ejemplo que la misma vida nos da, donde todo es movimiento. Todo es comienzo y fin para volver a empezar con vuestra evolución por diferentes caminos que os llevarán a tomar conciencia de la existencia de la Unidad Creadora simbolizada para nosotros en el eje de esta rueda del tiempo.